Desde que se decretó el Estado de Alarma el pasado 14 de marzo de 2020, la pedanía de Matalascañas y la Aldea del Rocío, pertenecientes al municipio de Almonte, se han visto perjudicados al no saber su verdadera tasa de incidencia de manera independiente, incluso, Almonte tampoco tiene constancia de ella. 

A día de hoy, Matalascañas, El Rocío y Almonte se encuentran perimetralmente cerrados debido a la tasa de incidencia, que supera los 500 contagios por cada cien mil habitantes. Pero lo cierto es que dentro de esa tasa se encuentran estas tres zonas, que según el Instituto Nacional de Estadística (INE), cuentan con un total de 24.507 habitantes.

Es importante destacar lo mucho que perjudica la tasa tan elevada tanto a todos los comercios como a la hostelería ya que solo pueden acudir a ellos clientes del propio núcleo, por lo que esto supone muchas pérdidas tanto monetarias como físicas de clientes. Además cabe recordar que los negocios de Matalascañas y El Rocío, se nutren gracias al turismo e insisten que desde el verano no han podido remontar.

Desde la pedanía de Matalascañas solicitan que al igual que se ha distinguido una tasa de temporeros, se distinga de una tasa entre los habitantes de Almonte, El Rocío y Matalascañas, es decir, que sean completamente núcleos diferentes y que cada zona conozca como le esta perjudicando verdaderamente esta dura pandemia.

Como última hora, la tasa de incidencia supera los 1.000 casos por cada cien mil habitantes, datos que perjudicarían al comercio no esencial si mañana tras la reunión regional de expertos se decide cerrarlos durante una semana. De ahí la insistencia de los habitantes de El Rocío y Matalascañas, ya que quizás ellos no superan dicha tasa.

3 comentarios en «Matalascañas y El Rocío solicitan su tasa de incidencia independiente»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.