Destaca el aumento de linces en el número de cachorros hasta alcanzar los 174 individuos y el mantenimiento de las hembras reproductoras. 

La población del lince ibérico en Andalucía ha alcanzado en 2021 un nuevo récord histórico con 522 ejemplares, un dato que consolida a la comunidad como «referente» en la conservación de esta especie emblemática. Así se recoge en el censo publicado este viernes que elabora personal de la Junta de Andalucía adscrita al Plan de Recuperación del Lince Ibérico y miembros de la Fundación CBD-Hábitat y que señala que la población de este felino ha crecido en 16 ejemplares, lo que supone un 3 …

Estas cifras reflejan, un año más, que los esfuerzos que se están llevando a cabo en Andalucía para preservar esta especie amenazada están dando sus frutos, ya que en 2002 la población de linces en la región apenas llegaba a 94 individuos concentrados en las zonas de Doñana-Aljarafe y de Andújar-Cardeña. Actualmente, los 522 ejemplares censados están distribuidos por una superficie que supera los 1.600 kilómetros cuadrados repartidos en distintas zonas y núcleos poblacionales. Respecto al total de la Península Ibérica –1.365 ejemplares–, Andalucía acoge al 38,2%.

Entre los datos recogidos en el censo de 2021, sobresale el incremento registrado en el número de cachorros que pasa de 157 a 174 individuos. Esto supone, según se indica en nota de prensa, un aumento del 10,8%. Respecto a las hembras reproductoras, se mantiene la misma cifra que el año pasado: 124. Andalucía sigue siendo la comunidad que concentra el mayor número de hembras reproductoras de toda la Península Ibérica con casi el 44,8% de un total de 277.

Este dato es muy importante en el objetivo de que la Unión Internacional de la Conservación de la Naturaleza (UICN) recatalogue la situación del lince, para que deje de estar declarada ‘especie en peligro de extinción’ a ‘especie vulnerable’. Para ello hay que cumplir un requisito indispensable que es mantener 125 hembras reproductoras durante al menos cinco años consecutivos.

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha valorado los datos del censo 2021 del lince como «esperanzadores y positivos», ya que «constatan un crecimiento continuo de la población en la comunidad», pese a que hay zonas consolidadas que están llegando a su tope de capacidad de carga. «Este nuevo récord histórico en el número de linces, tanto en Andalucía como en toda la Península Ibérica, es fruto del compromiso y el trabajo de todos los socios del proyecto Life Lynxconnect que lidera la Junta», ha subrayado.

Para la consejera, la colaboración de España y Portugal, de cuatro comunidades autónomas, de entidades conservacionistas, empresas privadas, organismos científicos y del sector cinegético «es lo que está permitiendo que el lince vuelva a reinar en la Península Ibérica y que su futuro esté prácticamente garantizado después de que hace 20 años ni siquiera había un centenar de ejemplares».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.