El comercio no esencial y la hostelería han vuelto a reactivarse, hoy sábado, tras varias semanas cerrados debido a las altas tasas de incidencia que presentaban algunos municipios de la comarca del Condado.

Desde el día de ayer y tras la reunión del Comité de Expertos municipios como Bonares, La Palma, Rociana y Bollullos del Condado han subido de nuevo las persianas de bares y tiendas que tras semanas de cierre obligado a causa de las medidas sanitarias han vuelto a ponerse en marcha. 

A pesar de ello el confinamiento perimetral sigue en dichos municipios, y desde los Ayuntamientos se pide precaución, pues pese a este respiro la mayoría de municipios del Condado se encuentran en nivel de alerta 4 grado 1. Por lo que hay que seguir paliando las consecuencias de la tercera ola en la comarca. 

Por otro lado, en el municipio de Villalba del Alcor se mantiene todo tal y como estaba, comercio no esencial cerrado y cierre perimetral, debido a que se sigue encontrando en nivel de alerta 4 grado 2. 

El comité territorial de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto, así lo decidió en la tarde de ayer, reunidos valoraron la situación de los municipios en función de la tasa de incidencia de ayer viernes. Las vigencias de las medidas serán de siete días. El próximo jueves habrá una nueva reunión para volver a estudiar las situaciones. 

En cuanto a los cribados masivos realizados en el día de ayer en los municipios de Rociana y Bollullos del Condado, los nivel de participación ha sido superior al 50% en ambos municipios, y en lo que respecta a Bollullos no ha salido ningún positivo de este cribado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.