Alumnos y alumnas participando en el concurso de reciclaje de residuos

25 centros escolares onubenses participarán en un concurso de reciclaje de residuos. En el primer trimestre del curso escolar, el alumnado ha fomentado y estimulado el desarrollo de actividades de educación ambiental y hábitos sostenibles. 

Un total de veinticinco centros escolares de catorce municipios de la provincia de Huelva han participado en el primer trimestre del curso escolar en el I Concurso Anual ‘Prevención, Reciclaje y Reutilización de residuos en la provincia de Huelva’. Un proyecto puesto en marcha por la Diputación de Huelva para fomentar y estimular el desarrollo de actividades de educación ambiental y hábitos sostenibles entre el alumnado, además de fomentar la importancia del reciclaje.

Esta iniciativa sigue la línea de anteriores campañas de educación y sensibilización ambiental dirigidas a centros educativos. El propósito que tiene es dar a conocer el alcance la problemática de situación con el medio ambiente y contribuir a mejorar el comportamiento ambiental de la población en la gestión de residuos. En sintonía con el compromiso de la institución provincial con los ODS, el desarrollo medioambiental sostenible y la economía verde son líneas estratégicas del Plan de Gobierno de la institución provincial.

Los centros escolares que han participado han sido de Aljaraque, Almonaster la Real, Arroyomolinos de León, Bollullos Par del Condado, Bonares, Cartaya, Corteconcepción, Cumbres Mayores, Fuenteheridos, Gibraleón, Huelva, Punta Umbría, Villalba del Alcor y Zufre.

En este primer trimestre del curso, las actividades programadas han estado orientadas hacia el conocimiento de buenas prácticas desde una perspectiva transversal a su impacto social, económico y ambiental. Bajo el nombre ODS Multi R se han llevado a cabo diversas actividades genéricas, tanto en Primaria como en Secundaria, como la colocación de mini puntos limpios en los centros educativos y aulas, el desarrollo de programas de huerto o compostaje en el centro para trabajar el ciclo de los bioresiduos, y el juego digital triple R, en el que los alumnos han podido comprobar sus conocimientos en esta materia.

También los centros participantes, voluntariamente, han invitado a la comunidad escolar a eliminar un residuo concreto como las toallitas desechables, las botellas o bolsas de un solo uso, proponiendo productos o hábitos de consumo alternativos. Para ello, los centros han dispuesto de cartelería y documentos informativos, como la guía de implantación o la carta de información a las familias.

Parra el alumnado de primaria se han desarrollado diferentes actividades como la representación teatral de una obra sobre economía circular, donde el alumnado debe interpretar a la vez que crearán un atrezo material reciclado; o la elaboración de material escolar a partir de residuos, favoreciendo la reutilización y el consumo responsable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.