Cristo Rey volvió a pocesionar a hombros de los niños y niñas de Bollullos. Una tradición, en el municipio vecino de la comarca, que comenzó a llevarse a cabo en los años 90. 

El pasado lunes, tal y como marca la tradición, desde los años 90, Cristo Rey procesionó arropado por numerosos niños y niñas de la localidad en su traslado desde el convento de las Hijas de Cristo Rey hasta la parroquia de Santiago Apóstol por las calles aledañas con motivo de su festividad el pasado domingo.

Cristo Rey es el titular del convento de las Hijas de Cristo Rey, congregación en Huelva, que solo tiene representación en Bollullos par del Condado, y que en 2022 cumplirá cien años de permanencia de las monjas de la ciudad. «La procesión fue muy especial y emotiva para todos aquellos que de alguna u otra forma se han educado o han llevado a sus hijos al convento de las Madres de Cristo Rey», han asegurado desde el Ayuntamiento de Bollullos.

La Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de la ciudad ha colaborado en esta edición con el regalo de 500 mochilas con la impresión del lema del centenario “Cien años haciendo el bien. Hijas de Cristo Rey. Bollullos del Condado” para todos los niños y niñas que acompañaron a Cristo Rey, y que fueron entregadas en el interior del templo por la concejala de Atención y Participación Ciudadana Mercedes Cano.

Asimismo, durante la homilía, se hizo mención de los valores propios de la Constitución del Reino de Cristo en la Tierra y se pidió la colaboración de todos los niños con una pequeña cantidad económica para  los proyectos que las Hijas de Cristo Rey tienen en África y América Latina y que reciben el nombre de “Hacer el bien”.

Igualmente, una vez finalizada la misa tuvo lugar una animación en la plaza que corrió a cargo de Bufón du Rey, cuentacuentos y animador de historias que hizo bailar y disfrutar a todos los presentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.