El pasado domingo, 6 de junio, habría sido el día en el que los niños y las niñas que han recibido su Primera Comunión en este 2021 volvieran a lucir sus atuendos para acompañar al Corpus Christi en la localidad bonariega.

Sin embargo, por motivos de la crisis sanitaria provocada por la pandemia del COVID-19, al igual que el año pasado, esta celebración ha tenido que adaptarse a las circunstancias actuales y llevarse a cabo siguiendo una nueva dinámica para cumplir con las medidas y la normativa anticovid.

Bonares ha sido uno de los municipios onubenses que ha llevado a cabo, en la medida de lo posible, la celebración de esta fiesta de la Iglesia Cristiana para festejar la Eucaristía. Este año, los vecinos también han querido engalanar sus balcones con mantos y algunas zonas, como el ayuntamiento, las capillas y otros edificios religiosos, han vuelto a ser
recubiertas por las tradicionales juncias verdes.

No obstante, todavía hay que tomar y seguir algunas medidas para controlar los eventos programados y, así, evitar la propagación del COVID-19. A diferencia del 2020, en el que sólo se pudo realizar la misa (con aforo reducido y retransmitida a través de las redes sociales), en este Corpus Christi 2021 se ha podido llevar a cabo, además de la habitual procesión, el tradicional concierto de la A.C. Banda de Música de Bonares para ponerle el toque musical y el broche de oro a esta celebración.

El día de este domingo pasado, en el que se conmemoró el Corpus Christi, se inició con la pertinente misa, un acto religioso que sigue manteniendo un número limitado de aforo para eludir que se formen concentraciones de numerosas personas. Posteriormente, se procedió a la procesión, donde la custodia fue transportada bajo palio y se hizo una visita por las distintas capillas que se encuentran en Bonares. Para ello, se contó con el acompañamiento de la Banda de Música de Bonares y de representantes del gobierno municipal y de otras hermandades religiosas.

Por su parte, el resto de bonariegos y bonariegas no han podido hacer el recorrido, ni siquiera los niños y las niñas que recibieron su Primera Comunión, algo que solía hacerse en los “años prepandemia”. Pero, aún así, estos habitantes podían acompañar desde sus casas y balcones a la comitiva. Esto hace que todavía se espere con más ansias al próximo año para ver si, en ese tiempo, se puede disfrutar de una de las festividades religiosas más carismáticas de Bonares, donde los amigos tienen un motivo para reunirse y los más pequeños vuelven a hacer y jugar con el típico zurriago.

Precisamente lo que sí ha vuelto este año ha sido el cierre de este tradicional evento, que suele hacerse de la mano de la Banda de Música de Bonares. Sin embargo, en esta ocasión el escenario ha sido la Plaza de España, en lugar de la Plaza de la Constitución donde se ha venido realizando en los últimos años. Esta Asociación Cultural (BmB) ya realizó el concierto para esta festividad en 1904, cuando se celebró la inauguración de la actual Plaza de España, que en aquel momento recibió el nombre de Plaza del Progreso.

Por lo que, además de un evento de simbología religiosa por el Corpus Christi, este concierto también es un homenaje, en cierta medida, a ese estreno de uno de los lugares más emblemáticos de la localidad.

2 comentarios en «Bonares celebra su Corpus más cerca a la normalidad»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.