De la mano de los Servicios Sociales de la zona básica Condado Sur de Diputación han puesto en marcha el proyecto llamado “Atalaya”, destinado a aquellas personas que viven solas y que tienen solicitada la prestación de dependencia, pero que no disfrutan de ella. 

En su gran mayoría son las personas mayores, colectivo sensible, al que la pandemia ha ocasionado mayor vulnerabilidad.

El objetivo del proyecto es proporcionar a las personas destinatarias, mediante llamadas telefónicas de contacto y escucha activa, apoyo socioemocional e información sobre los recursos sociales que pudieran serles de aplicación. 

Se estima que el proyecto beneficiará a entre 350 y 400 personas.

Una de las propuestas de actuación recogida en este estudio fue la de incorporar líneas de atención y contacto con el colectivo de personas mayores que viven solas, ya que es un colectivo de gran vulnerabilidad que necesita apoyo y atención para la cobertura de sus necesidades básicas, la promoción de la autonomía y su integración.

De las conclusiones del estudio se desprende que en los periodos de aislamiento el malestar emocional aumenta, sobre todo para personas ya vulnerables. 

Actualmente el proyecto se encuentra en fase avanzada, ya que tras la elaboración del listado de personas potencialmente destinatarias, su cribado y la concreción de los destinatarios, está previsto que los contactos telefónicos comiencen la próxima semana.

La atención al colectivo de mayores y su bienestar físico y mental es una constante preocupación para los Servicios Sociales de Diputación. A través de programas de intervención con la tercera edad, en el que las personas usuarias son mayores en su gran mayoría; y de otros programas asistenciales. 

Diputación atiende al año a cerca de 8.000 adultos mayores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.