Desde este año, la historia de la Hermandad de Nuestra Señora de las Mercedes tiene un espacio expositivo en el que, bajo el nombre ‘Mercedes Spes Nostra’, se muestra diferentes elementos usados para el culto de la patrona como antiguas sayas o mantos; cuadros y bienes muebles como consolas del siglo XVIII o antiguas porcelanas italianas; o documentos como rescritos pontificios o imágenes vinculadas con la Coronación canónica de 1.948.

A la inauguración, asistió el alcalde, Rubén Rodríguez, la primera teniente de alcalde, Lidia Infante, y otros miembros del Equipo de Gobierno, que compartieron el acto con el párroco, Cristóbal Robledo, y el presidente de la Hermandad,  Francisco Javier Diáñez. Además recorrieron la exposición con el comisariado de la misma, Jaime Oliveros. Diáñez destacó el trabajo de la Junta de Gobierno para sacar adelante este proyecto con el que mostrar elementos históricos y también de gran valor sentimental que nunca habían sido visto por los ciudadanos.

Por su parte, el alcalde agradeció a la Hermandad la invitación y les felicitó por “un trabajo que pone en valor el patrimonio histórico y devocional de la Patrona y que lo muestra a todos los fieles de la localidad”. En la misma línea se pronunció el párraco que dijo que “había que poner en valor los enseres de la Virgen para que puedan ser contemplados por todos”.

Los que se acerquen a conocer la exposición permanente encontrarán diferentes elementos patrimoniales de la Hermandad como los dos simpecados más antiguos de esta (uno de 1.814 y el otro de finales del XIX), lienzos con los antiguos exvotos, retratos de personajes ilustres como el padre Mariano Ayala o cuadros, fotografía y los programas de culto de la coronación canónica de la Virgen de la Mercedes en 1.948.

Además de dos elementos que destacan por su valor sentimental como el vacío del molde de la parte superior de la escultura de la Patrona que preside el monumento de La Coronación o un elemento del ajuar nunca visto antes de manera pública como el paño de los besos, que data de los años 50 del siglo XX y en el que se pueden ver las marcas de los labios que las fieles dejaban cunado era expuesto en besamanos. A esto hay que añadir diversas sayas rogativas que la Virgen de las Mercedes ha usado en salidas extraordinarias por pandemias o sequías y que están datadas su mayoría en el siglo XIX.

Por último, destacar que están expuestos diferentes documentos del archivo de la Hermandad en los que destaca dos rescritos pontificios enviados con ocasión de la inauguración de la nueva ermita en 1.927, otro por la Coronación o el documento que designa a la Patrona alcaldesa perpetua del municipio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.