Las fiestas en honor a la Santa Cruz de la Calle Sevilla cierran la quincena piompera con la alegría y sentir crucero de hermanos y simpatizantes. 

El principio de mayo en La Palma ha llegado cargado de tradición y sentir crucero. Tras tres años de espera la calle Manuel Siurot se volvía a inundar de reboso y alegría con la vuelta de las fiestas en honor de la Santa Cruz de la Calle Sevilla. Dichas fiestas presididas por la reina de las fiestas, Julia Navarro Díaz, y sus damas; y por la reina infantil, Elena Ligero Moreno y sus damitas de honor. Un fin de semana que ha hecho gozar a la ciudad de La Palma de alegría.

El calendario de fiestas quedaba inaugurado con el Programa Especial de las Fiestas 2022 de la Hermandad de la Santa Cruz de la Calle Sevilla. Tras ello, el miércoles se celebraba en las puertas de la capilla la Misa y el jueves la Exaltación. A las ocho de la tarde del viernes haría su entrada en el pueblo La Palma la Banda de Cornetas, Tambores y Escuadra de Gastadores de la Brigada Paracaidista de Paracuellos del Jarama.

Seguidamente, a las diez de la noche, entraría desde la ermita del Santo, la Banda de Cornetas y Tambores del Santísimo Cristo de las Tres Caídas. Ambas bandas participaron en la Ofrenda de Flores a la Patrona de La Palma, la Virgen del Valle. Un cortejo que salió de la capilla de la Santa Cruz a las once de la noche, donde las reinas de las fiestas, Junta de Gobieno y los hermanos y hermanas de la Santa Cruz llevaron sus flores a la Ermita Castillo del Valle.

El sábado comenzaba con la Diana Floreada a cargo de la Banda de Cornetas, Tambores y Escuadra de Gastadores de la Brigada Paracaidista de Paracuellos del Jarama. Por la tarde, a las seis y media, se dio lugar el tradicional Romerito compuesto por caballistas, charrets, carros, manolas y las artísticas carrozas confeccionadas por Manuel Martínez Ligero. Carmelo el Tamborilero, la Banda Municipal de Música Ntra. Sra. del Valle de La Palma, y la Banda  de Música Ntra. Sra. de Albricias de El Cerro del Andévalo pusieron las notas musicales durante el recorrido.

El  domingo, día marcado en el calendario piompero, algo más tarde de las diez de la mañana tenía lugar el traslado de la Santa Cruz desde su capilla a la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista, acompañada por la Banda Municipal Ntra. Sra. del Valle de La Palma y la Sociedad Filarmónica Ntra. Sra. del Carmen de Salteras.

Tras la Función Principal de Instituto y tras ella la procesión de la Santa Cruz. Una procesión que finalizaba a eso de las cuatro de la tarde. Esta procesión estuvo acompañada musicalmente por Carmelo el tamborilero, Banda de Cornetas y Tambores Ntra. Sra. del Sol de Sevilla y la Sociedad Filarmónica Ntra. Sra. del Carmen de Salteras.

Una tarde que dio lugar a la convivencia de cruceros y cruceras, y que tuvo como culmen final el tradicional baile por sevillanas a las puertas de la capilla de la Santa Cruz y la quema de un toro de fuego infantil, y  un toro de fuego para los adultos. A la espera del fin de semana del Corpus la quincena piompera se cerraba con el jubilo y la alegría de haber vivido las Fiestas «como siempre».

Foto: Pedro García Lagares

Un comentario en «Las fiestas en honor a la Santa Cruz de la Calle Sevilla cierran la quincena piompera»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.