La Hermandad de la Santa Cruz de la Calle Niebla de Bollullos Par del Condado, este año dada la situación sanitaria se ha adaptado a las ciscustancias para poder celebrar sus días grandes.
Ante la imposibilidad de realizar su salida procesional debido a la pandemia de la Covid-19, se ha procedido al montaje efímero de un Altar de Veneración para acercar su Titular Crucífera a los devotos de la ciudad, pudiéndose visitar en su capilla de lunes a domingo de 19.00 a 21.30 horas. Durante las siguientes semanas se hará un recorrido por todas las cruces de mayo, los contenidos están siendo elaborados por el equipo de la Concejalía de Cultura.
El magnífico Altar de Veneración ha sido creado por D. Juan Luís Castaño Martín, técnico de Cultura municipal, quien ha llevado a cabo labores de priostía para el montaje del mismo, contando con la ayuda de las camaristas de la Hermandad, las hermanas Dña. Mercedes Valdayo y Dña. María Valdayo.
Siguiendo el estilo barroco, en el Altar de Veneración aparece la Sta. Cruz de la Calle Niebla como elemento central del mismo, en un plano más bajo y cercano al público que el de su lugar habitual, el dosel de orfebrería plateada y terciopelo burdeos del Altar Mayor de su capilla, donde se sitúa durante el resto del año, ocupado en esta especial ocasión por el Estandarte de la Hermandad.
El Santo Madero aparece flanqueado en sus laterales por sendos ángeles ceriferarios del sigo XVIII cedidos por la Hermandad de “La Madrugá” de Bollullos. Portan en sus manos los antiguos clavos de talco de la Cruz, que fueron sustituidos por los actuales de orfebrería metálica. Estos ángeles se suman a los arcángeles ya existentes del basamento, labrados sobre metal plateado. Reposa la Santa Cruz sobre la peana de la Dolorosa de la Hermandad del Santo Entierro de Bollullos, Soledad de María Stma. en sus Dolores, también cedida temporalmente para la veneración.
En la parte central de dicha peana cierra la composición, que sigue las veces de un rompimiento de gloria, uno de los ángeles querubines con los que cuenta la Hermandad, talla en madera de inconfundible sello dieciseptino. A los laterales, decoran los espacios restantes los candelabros de guardabrisas del paso de la Titular Crucífera, jarras exornadas con exquisitas composiciones florales de estargas de color rosa y pastel creadas por Mari Carmen Ortega Mateos, y dos faroles de orfebrería plateada cedidos asimismo por la Hermandad del Santo Entierro del municipio.
Todos estos elementos se disponen en sucesivos pilares de diferentes alturas en tres planos simétricos. Finalmente, cubre el bajo del Altar de Veneración el respiradero lateral del paso de la Sta. Cruz con sucesivas series de candeleros de cirio, y remata el conjunto el Niño Jesús de la Hermandad sentado sobre su Trono de Majestad.
La Hermandad de la Sta. Cruz de la Calle Niebla tiene sus orígenes en torno al siglo XVIII, época de grandes epidemias que azotaron a toda la región de Condado de Huelva. En este período surge el culto hacia una Cruz de madera muy popular en la antigua calle Niebla, calle Don Luís Benjumea en la actualidad. Durante el siglo XIX se visten su stipe y tabulas con ricas telas y adornos, hasta alcanzar su apariencia presente a principios del siglo XX.
Desafortunadamente, no se conservan los documentos originales de la Hermandad, por lo que es difícil datar algunos de estos elementos. De todos ellos, el más antiguo que se conoce es la banda del Santo Madero, bordada en oro y datada en torno al siglo XVIII. A principios del siglo XX la Hermandad alcanza su mayor auge, pasando sus celebraciones y procesión a formar parte del calendario cultural de Bollullos como eventos ineludibles de nuestra idiosincrasia.
Un comentario en «La Santa Cruz de la Calle Niebla en Bollullos»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.