El martes 27 de abril, el ayuntamiento de Bonares se reunía con la familia de Lola, quienes piden ayuda y difusión, a través de la campaña “Camina con Lola”, de la situación de esta pequeña almonteña a la que le han diagnosticado una enfermedad ultra-rara neurodegenerativa.

Los representantes del consistorio bonariego, como la concejala de Igualdad y Salud, Manuela Pulido, o el concejal de Medio ambiente, Francisco Martín, hacían entrega a estos familiares de los tapones recogidos en distintos puntos de la localidad. Desde sus redes sociales, el propio ayuntamiento de Bonares anunciaba, el pasado martes, que había hecho entrega de todos los tapones recogidos en los corazones solidarios y en el complejo deportivo situados en la localidad.

Esta donación se hizo directamente a los familiares de la pequeña Lola. Con esta acción, el ayuntamiento bonariego promovía su apoyo y su interés por colaborar con la campaña “Camino con Lola”, alegando que la pequeña necesita una ayuda que “el ayuntamiento no duda en ofrecer”.

Tal y como ha confirmado el propio Ayuntamiento, se han proporcionado en torno a 1000 kilos aproximadamente. Una cantidad que pretende colaborar y ayudar en la medida de lo posible a conseguir el objetivo que se persigue con esta campaña. Una iniciativa incentivada por los padres de la pequeña, quienes ruegan desconsoladamente la difusión de sus circunstancias para recaudar dinero y poder conseguir un tratamiento para su hija. Unas súplicas que han llegado hasta el ayuntamiento de Bonares, quien más allá de hacer oídos sordos a las necesidades de esta familia, ha demostrado que no ha dudado ni un momento en ofrecer todo lo que esté en sus manos.

Por su parte, además, el Ayuntamiento de la localidad bonariega ha querido mostrar su agradecimiento a todos aquellos que han aportado su grano de arena para este fin solidario. Y, no obstante, se ha comprometido a seguir colaborando con esta causa: “Seguiremos recogiendo tapones de plástico, que pueden llevarse al corazón ubicado en la Plaza de España o al de la Plaza Delegado Diego Marín (Ceip Lora Tamayo), o llevándolos al Polideportivo Municipal”. Con estas indicaciones, también destacaba aquellos lugares a los que pueden dirigirse aquellos que quieran “caminar” con la pequeña Lola, es decir, contribuir a su mejoría tanto en la búsqueda de una investigación como de un tratamiento.

La campaña “Camino con Lola” nació cuando a la pequeña, natural del pueblo vecino de Almonte, se le diagnosticó una enfermedad ultra-rara neurodegenerativa conocida como BPAN, siendo la única niña andaluza y la octava española (siendo la de menor edad) que la padece. A partir de esta, su familia busca recaudar, en dos años, unos 88000 euros con los que poder hacer frente al tratamiento médico que precisa Lola.

Un comentario en «Bonares también «Camina con Lola»»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.