Los simpecados de las hermandades filiales podrán procesionar de nuevo por las calles de Almonte. Este domingo comienza el rosario de hermandades que acudirá hasta los pies de la Blanca Paloma en peregrinación extraordinaria. 

Con el anuncio del regreso de las peregrinaciones se vaticinaba un calendario atípico, en el que con medidas sanitarias, aforo y sin procesionar cada hermandad acudiría a al Parroquia de la Asunción. El regreso al culto externo ha hecho que la Hermandad Matriz reajuste estas medidas, permitiéndose que los simpecados recorran las calles del pueblo de Almonte hasta llegar a la Parroquia.

Además, entre otras cuestiones, el regreso de los coros ha hecho que La normalidad se vea cada vez más cerca y que con toda la cautela posible cada domingo se reavive la esperanza en el corazón de los rocieros. Tras dos años con peregrinaciones interrumpidas a consecuencia de la situación sanitaria, poco a poco y midiendo al milímetro cada paso la Hermandad Matriz pretende retomar la normalidad.

Las hermandades y sus comitivas, deberán informar del recorrido que realizarán y seguir las medidas y recomendaciones sanitarias a las que haya que ir adaptándose. Aun así, tras dos años podrán volver a pasear bajo las flores blancas y entrar recorriendo la Palza de Almonte y la Catedral Efímera que eleva al cielo la fe de un pueblo.

 

 

2 comentarios en «Las calles de Almonte vuelven a recibir a los simpecados de las filiales»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.