El doctor en Literatura Comparada por la Universidad de Huelva, Salvador Campos Jara, ha sacado a la luz la historia del personaje onubense conocido como Gonzalo Guerrero, uno de los miembros de la expedición española que acudía a la conquista de América y que terminó quedándose e integrándose con los indios de Yucatán.

Su interés por el personaje se debe, en primera instancia, a la “conjunción de dos casualidades”, explica el propio Campos Jara, a quien en primer lugar le llamó la
atención de la historia de Cabeza de Vaca que vio en una película con ese mismo título en el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva en el año 1992 y, después, la historia similar de Gonzalo Guerrero, que conoció a través de Bernal Díaz del Castillo.

Al ser “un personaje que era de Huelva y con una historia muy similar a la de Cabeza de Vaca”, que tanto le impresionó, Salvador Campos Jara comenzó a investigar sobre el primero y lo hizo en México, donde estuvo dos años, tras lo que realizó su trabajo de doctorado sobre él.

Se trata de un “personaje muy curioso”, pues, “cuando empiezas a estudiarlo, todo conduce a un misterio”, desgrana este doctor de la Universidad de Huelva. No hay un registro claro de su persona. Nada nos indica claramente cuál es su origen, aunque los textos más antiguos hablan de que era de Palos de la Frontera o del Condado de Niebla. Y ni siquiera dan un nombre claro.

Lo que sí tiene claro Salvador Campos Jara es que “es un personaje que se hace llamativo por lo atípico, porque acabó quedándose con los indios, lo que era bastante
inusual, de manera que cuando Hernán Cortés, rumbo a la conquista del imperio Azteca en 1519, para en la isla de Cozumel y recoge a un náufrago, se entera que
llevaba siete años entre los indios mayas de Yucatán”, explica.

“Le cuenta la historia de un personaje que se quedaba allí, que se negaba a unirse a la expedición española argumentando que estaba casado con una india con la que tenía hijos, que tenía el cuerpo tatuado y lacerado ceremonialmente y que tenía miedo de que, si los españoles lo veían, lo terminaran acusando de hereje, por lo que se quedó entre los indios”, prosigue el doctor de la Universidad de Huelva.

Salvador Campos Jara ha hecho “un trabajo de recopilación de los textos más antiguos, de los que se conocen en los archivos”, tras lo que, “actualmente, mi trabajo consiste más que nada en analizar las nuevas manifestaciones que recogen al personaje”, entre las que se encuentran dos capítulos de la series ‘El ministerio del tiempo’ y ‘Adventum’, entre otros trabajos audiovisuales. A partir de ahí, lo que hace este doctor de la Universidad de Huelva es aplicar “mi filtro de análisis que sale de mis investigaciones más originales”, indica.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.