Almonte venera a Dios y a su Madre cada primavera, acompañándolos en su dolor, muerte y resurrección.

Se abren las puertas a la Semana Santa almonteña, una Borriquita rodeada de chiquillos comienza a realizar estación de penitencia, poniendo su Cruz de Guía en la calle a las 17.00 horas en la Ermita del Cristo.

Alumbrando una tarde llena de primavera, rodeada de Palmas y ramos de olivo, Jesús entra en Almonte recibido por un pueblo que aclama y se echa a las calles para vivir esa semana llena de sentimiento y fervor cofrade.

La Banda de Cornetas y Tambores Cristo del Amor de Guadalcanal, claveles rojos y liatris morados serán los que acompañen durante el recorrido al paso de misterio y a sus hermanos. Túnicas blancas con botonaduras rojas, antifaces rojos y cíngulos del mismo color recorrerán las calles de Almonte acompañando al que vivirá su Semana de Pasión.

Y a eso de las 20.00 subirán por Plaza Virgen del Rocío un reguero de nazarenos que tras haber recorrido el pueblo mirarán gloriosos a la parroquia y llegarán a una Ermita del Cristo abarrotada de gente y que recibe los destellos de la noche.

La Hermandad Sacramental decide en el año 1981 incluir un nuevo titular representando “La Entrada Triunfal en Jerusalén”, bendecida ese mismo año, el 1 de abril de 1981, y cuyo autor fue Don Manuel Feria del Río. La imagen popularmente conocida como La Borriquita se sustituye por la actual en el año 2008, debido al deterioro de la primitiva, cuya obra fue encargada a Don Miguel Ángel Valverde.

Además, el mismo escultor culminó el paso de misterio, que a día de hoy se compone por una pollina con dos niños que jugaban con ella y una mujer con un niño apoyado sobre su pierna ligeramente inclinada. Acompaña también a Ntro. Padre Jesús en su Entrada Triunfal en Jerusalén, la imagen de San Juan, obra de Don Manuel Carmona.

 

Martes Santo en Almonte

Túnicas color marrón franciscano y cíngulos blancos, es Martes Santo en Almonte. A la voz de Antonio Roldán La Piedad recorrerá las calles almonteñas demostrando el dolor de una Madre que implora al cielo por un Hijo difunto entre sus brazos.

Hermandad Franciscana, de rigurosa puntualidad, que a las 20.00 horas comenzará su camino por un pueblo que con el amor y sentimiento cofrade sigue creciendo a nivel cultural y litúrgico, pues es en el 2019 cuándo La Piedad hace estación de penitencia por primera vez, en un paso realizado por Álvaro Berrocal y acompañada por la Banda de Música de Almonte.

Un gran grupo de penitentes, cuerpo de acólitos y monaguillos, acompañarían en su primer recorrido a esta Hermandad, que, saliendo de la Parroquia, llegaría al Barrio Nuevo, recorriendo calles y callejuelas hasta volver a la Plaza Virgen del Rocío.

Es en el año 2010 cuando un grupo de devotos de las imágenes que representan el Sexto Dolor de María deciden reunirse para fundar una nueva Hermanada en el pueblo de Almonte, contando con el apoyo de Francisco Real Álvarez y con el del Párroco de la ciudad.

Personas de fe y con una idea fundamentada continúan el camino, y es en 2013 cuando reciben el reconocimiento como Asociación Parroquial. Tras el trabajo de devotos y hermanos, que emprendieron con gran ilusión esta labor, se adquieren los diferentes enseres de la Hermandad.

Es en el año 2017 cuando se aprueba el boceto de Martin Lagares, que se bendice el Lunes Santo tras el Viacrucis de la Hermandad. Las imágenes fueron bendecidas por el Párroco Francisco Martín Sirgo y por el Director Espiritual de la Hermandad José Antonio Calvo Millán.

En el año 2018, la actual Hermandad de la Piedad, procesiona por primera vez en viacrucis el Martes Santo, y tras la Semana Santa de ese año se recibe el Decreto de Erección Canónica que la nombra Hermandad.

Miércoles Santo en Almonte

Miércoles Santo en Almonte, Barrio Obrero engalanado, pues la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Cautivo y María Santísima del Rosario comenzarán su andadura por las calles del pueblo que hace más de dos décadas los vio llegar.

A las 19.00 horas un reguero de túnicas azules y blancas inundaran las calles cuando la Cruz de Guía comience a caminar dirección la plaza del Cristo, para visitar a la Hermandad que durante años acogiese a Padre Jesús Cautivo y María Santísima del Rosario en su Ermita.

Placita del Cristo, Plaza Virgen del Rocío, guiados por José Morales y Francisco Javier Arellano, los titulares portados por sus costaleros recorrerán las calles de Almonte extendiendo la Semana Santa por otros lugares del pueblo, y siendo a la vuelta, la subida de la cuesta Infante Don Carlos donde en la oscuridad de la noche se escucharán las saetas más sentías hacía un Hijo y una Madre desolados en su cautiverio.

Y así acompañados por la Banda de Cornetas y Tambores del Rosario y Victoria y por la Banda Municipal de La Palma del Condado, más de mil hermanos, junto al pueblo de Almonte arroparán a esta Hermandad hasta su llegada a las 1.15 horas a su capilla en el Barrio Obrero almonteño.

Esta Hermandad nace en el año 2000, y es constituida en sus inicios en la Ermita del Cristo, dónde realiza todos los años una de sus paradas durante la estación de penitencia. Es en el 2012 cuando se traslada a su actual capilla, constituida en el Barrio Obrero, donde se encuentra también su casa Hermandad.

 

El Gran Poder de Almonte

Calle Santiago a las 00.00 de un Jueves Santo, la luna llena de la primavera ilumina las puertas del Silencio, que se hará eco en Almonte cuando El Gran Poder acompañado de Nuestra Señora de la Quinta Angustia comiencen a procesionar por las calles de la ciudad que con fervor vive cada noche de Viernes Santo.

Un Señor cargando con su Cruz recorrerá igual que el Hijo de Dios lo hiciese hace años las calles oscuras rodeado de túnicas moradas y cíngulos color tiniebla que presagian el peor de los finales para el que sería crucificado al día siguiente por la Humanidad.

Guiado por Antonio Sánchez y con los pasos silenciosos de una Madre llena de Angustia, acompañada por San Juan Evangelista, El Gran Poder recorrerá Almonte en una noche de luna llena para llenar de esperanza a un pueblo que año tras año lo acompaña en su calvario.

Esta cofradía tiene sus antecedentes en la desaparecida cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno que existió en la villa, la cual data de 1681. En los disturbios de 1936, en los que la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción se vio afectada, se perdieron las imágenes de dicha cofradía.

Doña María Luisa Orihuela dona a la Parroquia, tras la Guerra Civil, una imagen de Nuestro Padre Jesús, llamado del Gran Poder, y es en 1994 cuando un grupo de cofrades obtuvo la cesión de la Imagen para crear una nueva Hermandad, la hoy llamada Hermandad de Ntro. Padre Jesús del Gran Poder, Ntra. Sra. de la Quinta Angustia y San Juan Evangelista, pretendiendo ser esta una continuación de la vieja Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

El Señor ha muerto

Ermita del Cristo a las 20.00, el Señor ha muerto y Almonte está de luto, túnicas negras de cola, antifaces del mismo color con el escudo de la Hermandad bordado en el centro y cinturón de esparto.

La Hermandad Sacramental recorrerá de nuevo las calles de Almonte, a la voz de Manuel Jesús Pérez Báñez, el Cristo de la Misericordia caminará sobre un monte de claveles rojos y al son de la Agrupación Musical Muchachos de Consolación de Utrera.

Despacito y llena de dolor por ver a su Hijo en la Cruz, vendrá al paso de sus costaleros guiados por Benito Ramos Clavero el palio de Nuestra Señora de los Dolores, que rodeada de flores blancas postrará a los pies de Almonte a su Hijo al son de la Asociación Musical Santa María La Blanca.

Calle Sevilla, Conde Cañete, Alcantarilla, Martín Villa, Plaza Virgen del Rocío, El Cerro, Cristo y entrada triunfal de un crucificado a las 00.30 que pide Misericordia para el pueblo de Almonte año tras año y es arropado por 1.300 hermanos.

Esta Hermandad fue erigida canónicamente en la iglesia Parroquial de Ntra. Sra. De la Asunción de la muy noble Villa de Almonte en el año 1798. El Cristo fue donado a la Parroquia por Don Manuel Escolar Peláez en 1940 y bendecido en marzo de 1941.

La Virgen de los Dolores fue realizada por el escultor onubense Don Joaquín Gómez del Castillo y data de la misma época que el Cristo, donada a la Parroquia por la familia Espinazo Cabrera y bendecida el 28 de mayo de 1941.

Tarde llena de Soledad

El broche final de la Semana Santa en Almonte lo poner el Santo Entierro, un Cristo yacente recorrerá las calles el Sábado Santo, para que el pueblo de Almonte pueda velarlo y acompañar a María Santísima en su Soledad en el trance.

En silencio el Señor y con la música de capilla de la Banda de Nuestra Señora de las Mercedes de Bollullos Par del Condado, la Virgen, el luto y recogimiento se harán latentes en Almonte a las 17.00. Túnicas y antifaces negros con la cruz roja de Santiago, y capas color crema, comenzarán a bajar la cuesta de la Parroquia Nuestra Señora de la Asunción que abre las puertas a la última Hermandad de Penitencia.

Venida de la Virgen, Plaza de Andalucía, Calle San Sebastián o Luis Benjumea, un recorrido arropado por casi 900 hermanos y una representación de todas las Hermandades junto con la Corporación Municipal velarán al Cristo yacente y a su Madre en su recorrido.

Y cuando se vislumbre la noche, a eso de las 21.00, guiados por Antonio Ramírez Sánchez y Francisco José Peláez, Hijo y Madre con los pies de sus costaleros recorrerán la Venida de la Virgen para poner broche final a la Semana Santa de Almonte, la cual ha sido engrandecida gracias a la labor de los vecinos.

Almonte vive la Gloria y Resurrección del Señor con total fervor y lleno de fe, con el comienzo de los cohetes que anuncian la venida del Espíritu Santo 50 días después de poner fin a la Pasión del Señor.

Fotos: Facebook y cedidas por diferentes hermanos.

Agradecimientos: Hermandades y hermanos por prestar su tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.