Javi es un palmerino que decidió implantar una forma de viajar diferente en la comarca del Condado, una  manera de recorrer el mundo con un toque distinto y dejando grabado cada rincón en aquellas personas que deciden escapar con «Viajando Diferente» y explorar cada rincón del Mundo. 

Este vecino de la comarca se aventuró a exponer al público la manera de viajar que el había conocido entre los suyos, demostrando así que recorrer el mundo es la medicina que te cambia la vida, el humor y eso que te hace soñar, vivir y disfrutar de todo lo que rodea a la sociedad. 

EC: ¿Qué es y cómo nace Viajando Diferente?

JP: Viajando Diferente no es más que la formalización de un estilo de viajar que he llevado siempre a cabo en mi ámbito familiar y de amigos desde que tengo uso de razón. De esta manera, quise hacer extensible mi idea a otros viajeros que quieran probar lo que llevo haciendo toda mi vida: movernos de un modo flexible, sin imposiciones, en grupos pequeños, usando un fondo común o “bote”, cogiendo los transportes locales o conduciendo nuestros propios vehículos de alquiler, y sobre todo, practicando un turismo responsable y respetuoso para con las culturas que visitamos.

EC: ¿Cómo decides lanzarte a la piscina y proporcionar nunca mejor dicho una manera completamente diferente de viajar?

JP: Necesitaba un cambio en mi vida y luchar por un sueño que llevaba rondándome la cabeza muchos años y que estaba seguro que, si no lo intentaba al menos, esa espina se quedaría clavada dentro de mí para siempre. Finalmente, la balanza se declinó por la idea de lanzarme al vacío en lugar de dejarme llevar por los miedos e inseguridades y al día de hoy puedo decir que vivo de mi hobby y que soy un privilegiado por poder ganarme la vida haciendo lo que más me gusta en el mundo.

EC: Siempre se tienen recuerdos especiales de las primeras veces ¿Recuerdas tu primer viaje?

JP: A nivel de Viajando Diferente, el primer viaje oficial que llevamos a cabo fue a la zona de la campiña inglesa, más conocida como “Las Cotswolds” allá por finales de 2018, pero si te soy franco, no sentí en ningún momento ese vértigo de los comienzos ni una responsabilidad excesiva ya que llevaba muchos años organizando viajes de modo amateur para amigos, conocidos o allegados en los que yo mismo me encargaba de todas las gestiones, contrataciones y diseño del itinerario porque es algo que me apasiona desde siempre.

Quizás si tuviera que elegir el detonante que me hizo pensar seriamente en que mi destino acabaría por estos derroteros, fue aquel viaje de Interrail que hice con 17 años con dos amigas de casi 3 meses de duración recorriéndonos media Europa en una época en que no existía ni internet, ni teléfonos inteligentes ni la moneda única. Eso sí que fue sentir la adrenalina en el cuerpo.

EC: Estamos viviendo unos veranos complicados. ¿Dónde estarás este verano? ¿Y cómo serán esos viajes?

JP: Este verano, debido a la situación pandémica que estamos atravesando hemos tenido que aplazar todos destinos que teníamos en el tintero de corte transoceánico y con ese plus de aventura o exotismo que llevaban intrínseco el ADN de esas primeras expediciones de Viajando Diferente, y que estaban fijadas antes de la crisis sanitaria como eran la ruta por Mongolia, el Transiberiano, Costa Rica, Indonesia o USA. Toca ser prudentes y asumir cuantos menos riesgos mejor. Nos moveremos por zonas peninsulares igual de atractivas, pero que necesitan mucha menos logística y trámites para llevar a cabo como son los Pirineos, Galicia, un circuito muy completo por Portugal que iría desde el Algarve hasta más arriba de Oporto y ya en septiembre, cuando la vacunación esté más avanzada, daremos el salto a las Islas Azores, Irlanda o Escocia.

EC: ¿Viajas durante todo el año?

JP: Sí. Aunque es innegable que nuestra temporada alta va desde junio hasta septiembre, lanzamos expediciones todos los meses del año y pensamos que cada estación tiene su particular encanto.

EC: ¿Qué es lo que se suele llevar la gente de Viajando Diferente?

JP: Pues por lo general la sensación que se trae de vuelta es la de haber salido de viaje con un grupo de amigos que conocías desde hace mucho tiempo, sin imposiciones, sin horarios estrictos, de una manera muy flexible y habiendo cogido mucha confianza con los miembros del grupo, debido en gran parte al número tan reducido de asistentes que permitimos por expedición.

EC: Además de ese primer viaje, ¿hay alguno en concreto que recuerdes con especial cariño?

JP: Recuerdo con especial cariño un tour que hicimos por varios países del sudeste asiático visitando sitios espectaculares y en el que la conexión entre los compañeros fue brutal. Cualquier imprevisto se encajaba con total deportividad y al día de hoy, dos años después, seguimos hablando por el grupo de Whatsapp que se creó en su día para recordar anécdotas de esta expedición. El viaje a los Fiordos Noruegos también está entre mi “top 3” de los más emotivos, pero en general me gustaría destacar que de todos guardo un recuerdo imborrable y que la amplia mayoría de los viajeros suelen repetir en futuras ocasiones después de “bautizarse” en el formato.

EC: Hoy en día viajar es un lujo que no todos nos podemos permitir, ¿crees que es así?

JP: En nuestro caso en concreto podemos decir que nuestra oferta abarca viajes para todos los bolsillos, desde destinos más cercanos con una duración de un fin de semana, pasando por los de 3-4 días que lanzamos para los puentes o ya nos iríamos a viajes de más coste y envergadura que se extenderían desde los diez días hasta las tres semanas, y por consiguiente un aumento de los costes. Nuestro formato permite también abaratar gastos, sobre todo a la hora de dividir los costos de combustible, peajes, parkings, alquiler de vehículos, o con el hecho de compartir cuarto.

EC: También es cierto que viajar es una medicina de vida, ¿lo afirmas?

JP: Rotundamente sí. Te cambia el humor, dejas tu rutina a un lado y te conviertes sin quererlo en el protagonista de una película durante algunos días. Te da lecciones de respeto, de tolerancia, te proporciona amplitud de miras y al mismo tiempo, la dopamina que se libera ya desde los preparativos de un viaje genera un bienestar en nosotros pocas veces alcanzado con alguna otra actividad.

EC: ¿Qué le dirías a aquellos que les apetece viajar y no se atreven por falta de compañía?

JP: Pues que dejen los prejuicios a un lado y que lo prueben por lo menos una vez. Al ser todos anónimos de entrada, partimos de cero desde un primer momento, y las conexiones entre viajeros son muy bonitas desde el principio ya que se viene con esa predisposición de sumar y de que todo fluya. El coordinador les va a facilitar todas las gestiones logísticas desde antes de la partida (compra de vuelos, entradas, alquiler de vehículos, diseño de ruta), y os echará un cable con el idioma en el extranjero cuando lo necesitéis.

3 comentarios en ««Viajar como medicina de vida» con Javi Pérez de Viajando Diferente»
  1. Desde luego que es medicina de vida, de la que más sana.
    Una experiencia para repetir siempre.
    Un abrazo fuerte a Javi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.