La provincia de Huelva ha vivido este año un puente de Andalucía completamente diferente al que estamos acostumbrados, y es que una vez más, la COVID-19 y las medidas sanitarias establecidas para paliar las consecuencias han hecho mella en las tradiciones y costumbres.

Carreteras vacías, playas desiertas y los lugares más transitados de la provincia solitarios. Este es el balance del puente que se puede concluir tras estos cuatro días en los que los andaluces y andaluzas han podido disfrutar de un “pequeño descanso”.

Aun así, la provincia ha podido moverse dado que, a excepción de Cumbres de San Bartolomé, todos los pueblos de la provincia mantienen levantado el cierre perimetral debido a que sus tasas han disminuido considerablemente.

Igualmente, hemos de destacar el comportamiento de la población onubense, ya que a falta de datos que lo confirmen y que el IECA comience a hacer balance de estos días, se han mantenido la prudencia y responsabilidad por parte de todos.

De esta forma en municipios del Condado, y de la provincia en general, se ha mantenido un amplio dispositivo de controles, por Parte tanto de la Policía Local como de la Guardia Civil, para hacer vigentes el cumplimiento de las normas que priman por la salud de los ciudadanos.

El Presidente de la Junta de Andalucía, ha remarcado vía redes sociales la labor de todos los andaluces y andaluzas en este día, “hay muchas cosas que no han podido ser durante estos meses por la pandemia, pero volverán. Andalucía es valiente, responsable, comprometida y luchadora; recuperaremos todo lo que es tan nuestro, nos llena de orgullo y tanto echamos de menos”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.