Con motivo del proyecto INTREPIDA plus, la empresaria de Quesos Doñana, Ana Rocío Lepe, ofreció una degustación durante el acto de presentación de la guía digital.

El proyecto INTREPIDA plus comienza a dar sus primeros frutos gracias a la conexión entre empresarias de España y Portugal, base sobre la que se sustenta este proyecto europeo de cooperación transfronteriza del programa Interreg VA España-Portugal (POCTEP). Así, ha sido presentada una guía digital turística que ha impulsado la empresaria Mar Villalba, de la Asociación Mi Ruta Responsable, con la colaboración de otras empresarias de los dos países. Esta idea surgió en el último foro de trabajo realizado en el marco del proyecto INTREPIDA plus, celebrado en octubre de 2020 en Sevilla.

La guía turística es gratuita y se encuentra en portugués y español. En ella, se invita a descubrir paisajes y lugares de interés de Portugal y ofrece datos prácticos y consejos para las personas viajeras, al tiempo que se anima a utilizar el coche eléctrico como una opción de transporte sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

Esta guía propone la visita a distintas empresas gestionadas por mujeres, poniendo de manifiesto el papel que ellas desempeñan, en muchos casos, como continuadoras de tradiciones empresariales que, de otro modo, tal vez se habrían perdido. Al mismo tiempo, estas empresarias contribuyen a fijar la población en lugares alejados de los grandes núcleos urbanos, lo que evita el despoblamiento en zonas rurales. Además, estas empresas ponen de manifiesto el deseo de innovar y de apostar por productos de calidad y por servicios personalizados.

Un ejemplo de estas empresarias que continúan la tradición y que desarrollan su trabajo en zonas rurales de Andalucía es Ana Rocío Lepe que, desde Bonares, regenta la empresa Quesos Doñana. Ella asistió al evento de presentación de la guía digital y ofreció una degustación de cinco variedades de quesos.

La empresa familiar Quesos Doñana posee rebaños de cabra que se nutren de pastos que crecen a las puertas del Parque Nacional de Doñana, un lugar privilegiado por su flora y fauna y un ecosistema único en muchos aspectos. En el año 2005, esta empresa comenzó a producir desde cero quesos artesanos basados en la leche cruda y pasteurizada de sus propios rebaños y, entre sus señas de identidad, destaca la producción artesanal frente a la industrial.

En menos de diez años, ha recibido numerosos premios entre los que se incluyen dos Medallas de Oro World Cheese Awards compitiendo con más de 3.000 quesos de 35 países de los cinco continentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.