Desde finales del pasado año está en marcha la tercera fase del proyecto ‘Desarrollo productivo de las mujeres asociadas al centro de formación en Boassa, Burkina Faso (África)’, que desde 2018 financian la Diputación de Huelva, a través del Servicio de Cooperación Internacional, el Ayuntamiento de Cumbres Mayores, y la Asociación Cumbreños con Burkina.

Esta colaboración en el tiempo ha permitido el avance y un alcance más amplio de este proyecto en el tercer país más pobre del mundo, según el Índice de Desarrollo Humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Entre los objetivos de esta tercera fase destaca el aumento de la partida presupuestaria destinada a los microcréditos de de los objetivos marcados: la FORMACIÓN DE LAS PROFESORAS DEL CENTRO y los MICROCRÉDITOS para las mujeres de la localidad.

De esta manera, esta línea de microcréditos ha permitido la puesta en marcha de 28 negocios locales regentados por mujeres. Veintiocho familias que han conseguido un trabajo que garantiza la alimentación de los miembros de cada unidad familiar, donde además hay un amplio abanico de actividades: el diseño de paños tradicionales en telares artesanos, comida ambulante, venta de carbón, venta de escobas, entre otros.

Dicha actuación beneficia tanto al centro como al propio poblado ya que se contribuye al bienestar de una sociedad marcada por la inaccesibilidad de ayudas directas para la creación del tejido empresarial en la zona. Los microcréditos del proyecto rompen con todas estas barreras y contribuye directamente a mejorar la calidad de vida de las mujeres emprendedoras de las zonas rurales. 

Esta aportación económica se va devolviendo en cómodos plazos con un incremento porcentual por parte de las mujeres beneficiarias por lo que invertir parte del presupuesto anual a iniciativas como ésta son garantía de futuro para una sociedad con pocos recursos, garantizando un acceso directo a ayudas empresariales que repercuten directamente en la subsistencia y empoderamiento de las mujeres burkinesas y sus familias.

Creo que podríamos destacar, el tema de los microcréditos para mujeres, porque está dando muy buenos resultados en terreno y se repite como línea de trabajo en fases anteriores, pero, además, por aquello del Día 8 de marzo, día de la Mujer que me imagino que toda esta semana aún durará la estala informativa.

Por último, en esta tercera fase 2020/2021 se proponen entre otras cosas, la construcción de un camino comunitario, la instalación eléctrica, la informatización del centro, la germanización de la alimentación, mejoras en la situación laboral y cursos formativos.

Esta colaboración tripartita en el tercer país más pobre del mundo (según el Índice de Desarrollo Humano del PNUD) se inicia antes del año 2017 mediante el envío de contenedores de material educativo, sanitario, etc. al Centro de formación para mujeres en Boassa de las Misioneras de la doctrina cristiana, a la que pertenece la paisana de Cumbres Mayores, Dolores Mendoza.

La primera fase del proyecto se desarrolló en el ejercicio de 2018/2019 donde los objetivos principales eran: mejorar las condiciones de formación de las mujeres del centro, la escolaridad de los niños y su alimentación, la construcción de un depósito de agua necesario para la supervivencia y la compra del terreno necesario para la construcción de una guardería.

En esta fase y gracias a la solidaridad de otros municipios onubenses como, Nerva, Valverde del Camino, la Granada de Río Tinto, Campofrío, Puebla de Guzmán o Cumbres Mayores ese año se pudo mantener el centro escolar en los meses de verano para que los 108 niños inscritos pudieran acceder a la única comida diaria.

La segunda fase se ha desarrollado en el ejercicio 2019/2020 donde en colaboración con MANOS UNIDAS, se han construido TRES AULAS, UN COMEDOR Y LETRINAS, finalizados en el mes de marzo de 2020, a pesar de la pandemia de la COVID-19.  Además, se ha dado continuidad a algunos de los objetivos marcados, la formación de las profesoras del centro y los microcréditos para las mujeres de la localidad.

Burkina Faso

En Burkina Faso, el tercer país más pobre del mundo según los datos del IDH (Índice de Desarrollo Humano), se convive a diario con múltiples tipos de pandemias además del coronavirus: la del terrorismo islamista que sigue azotando al país, la del hambre y la falta de agua potable y sistemas de saneamiento o la de la malaria y otras enfermedades. La ausencia de un sistema sanitario público y universal dotado de medios y la falta de sistemas de protección social que garantice una renta mínima para la población son otras de las condiciones diarias a las que tiene que hacer frente el país.

Esta segunda fase del proyecto contemplaba distintas líneas de actuación durante los doce meses de ejecución: la construcción de tres aulas para educación, un comedor y WC , para garantizar el acceso a la educación de los menores de la zona, financiados por Manos Unidas; instalaciones de luz eléctrica y agua; adquisición de mobiliario y material educativo para las aulas; la garantía de la seguridad alimentaria  de los 124 niños y niñas del centro; la formación ocupacional en talleres de costura para las mujeres de la asociación adscritas al centro de Boassa, así como una línea de microcréditos para que puedan poner en marcha sus primeras empresas y que en un futuro sean sostenibles, buscando sus propios recursos para poder salir adelante.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.