El obispado de Huelva aprueba los cultos litúrgicos y de piedad o devoción popular en la vía pública después de haber cesado el estado de alarma, siempre que cuente con permiso municipal y del párroco.

El vicario general de la diócesis de Huelva, Emilio Rodríguez Claudio, hizo público ayer, jueves, un decreto ejecutorio en el que se permitían los cultos litúrgicos y de piedad o devoción popular en la vía pública después de haber cesado el estado de alarma. Asimismo se debe contar con el permiso municipal y del párroco del municipio pertinente.

El propio decreto indica que, «teniendo en cuenta que el cese del estado de alarma decretado por el Gobierno de España no supone el fin de una situación sanitaria excepcional. En este sentido, tanto la administración autonómica como local irán dictando disposiciones y limitaciones respecto de la celebración de actos en la vía pública».

Por lo tanto, todo acto celebrado en las vía pública y que congregue un número de personas considerable, debe ser estudiado por las autoridades sanitarias y municipales de cada municipio, y en función de dicho acto, será analizado teniendo en cuenta también la tasa de incidencia en la que se encuentre el municipio.

De una forma concreta se deberá recabar el permiso taxativo y por escrito de la autoridad municipal competente del lugar donde habrá de desarrollarse el acto y remitirse a la vicaría general. Además del permiso, la solicitud para la celebración deberá ser acompañada con el consentimiento del párroco.

Además, desde el obispado indican que, «quedarán sin efecto aquellas disposiciones que entren en discordia con las actuales». Este decreto entro en vigor ayer, día de su fecha y firma, y será publicado en el Boletín Oficial de la Diócesis de Huelva.

Un comentario en «El obispado de Huelva aprueba los cultos en la vía pública»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.