Dos años del traslado el traslado de la Virgen del Rocío desde la Aldea hasta su pueblo de Almonte. Segundo año consecutivo en el que la Patrona vive el Rocío Chico en la Iglesia de la Asunción. 

Cuenta la Historia que era por sequia, epidemia y plagas cuando la Virgen del Rocío, Patrona de Almonte, recorría a hombros de los almonteños las tres leguas que separan la Aldea de El Rocío del pueblo de Almonte, para así proteger y salvar al pueblo ante las diferentes catástrofes de la época. El primer traslado data de 1607, y fue en 1949 cuando el pueblo de Almonte fija una fecha concreta, pues nunca había existido. Cada siete años la Patrona recorrería el camino de los Taranjales o el de los Llanos, la Virgen ha recorrido ambos, pasando una estancia de nueve meses en el pueblo de Almonte.

Fue el 19 de agosto de 2019, como marcaba la fecha en el calendario, cuando la Virgen del Rocío, tras realizar el recorrido por la Aldea y bajo un manto de flores blancas que adornaban su paso, emprendió el camino hacía Almonte al caer la tarde. El Camino de los Llanos fue transitado por casi millón y medio de personas, que decidieron acompañar a la Blanca Paloma hasta su pueblo. Al despuntar el alba, como manda la tradición, la Virgen fue descubierta y comenzó el recorrido por las calles de Almonte.

Era en la primavera de 2020 cuando la Virgen debería haber regresado a la Aldea, en el fin de semana previo a la Romería, tras realizar su procesión por Almonte, pero la Pandemia hizo que la Virgen, como decía la Historia se quedase guardando y velando por su pueblo de Almonte. Esto ha dejado muchos momentos históricos e imágenes inéditas grabadas en la retina de los rocieros, pues han sido dos Romería y dos Rocíos Chicos los que se han tenido que adaptar a la situación sanitaria, y los que se han vivido desde el pueblo de Almonte.

De está manera, en está mañana se ha celebrado de la mano del Obispo de Huelva, Monseñor Santiago Gómez Sierra la Función del Voto, como culmen final a los cultos de este Rocío Chico diferente y celebrado por segunda vez desde la Parroquia de la Asunción con su posterior Procesión Eucarística, contando con las medidas de seguridad pertinentes.

 

 

 

 

 

 

Por el momento, no hay fecha de vuelta de la Patrona de Almonte a su Aldea, será la Pandemia que acecha a la sociedad la que marque el tiempo, pues la congregación masiva de rocieros entorno a la Virgen es impensable en estos momentos. Mientras tanto la Virgen del Rocío y su Hijo seguirán dejando estampas únicas y el pueblo de Almonte seguirá viviendo bajo el manto de su Patrona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.